Ignacio Martín en Facebook
Ignacio Martín en Twitter
Ignacio Martín en Pinterest
Ignacio Martín en Instagram

Poemas de Ignacio Martín


Motu proprio


Ecléctico
como Sabina, Borges o el Madrid.
Ecuménico,
como Buda, el Dalai, el mismo Cristo.
Mestizo,
como la belleza.

Me gustan las palabras que no niegan lo ajeno,
que disfrutan del otro,
que acogen lo distinto.

Son las que me definen.

O a eso aspiro.

×

Testamento


Que me convierta en polvo
y sea un buen polvo.

Que mi recuerdo sea más o menos yo.

Que no me duela a mí,
-que no les duela-
dividir mis cenizas:
allá en el Tormes
y acá en el Malecón
de Veracruz;
si no se puede, el Lago de Chapultepec.

Nada de cementerios, eso sí.

Que alguien recite la "Elegía"
y se escuche a Sinatra y su "My Way".

Desde luego
y sobre todo,
que no ocurra mañana,
que pase mucho tiempo,
por favor.

Y que Sabina me le ponga música
si esto pudiera ser una canción.

×

Bandera


No soy más que un pedazo de tela,
simbólico en esencia;

no siento, no vivo, no padezco;
no me hagan importante,
no más que un ser humano…

Déjenme disentir;
dejen que me disientan;
sólo así podré ser…

Nada me va a ofender,
nadie,
si de mí están seguros;
de otra manera,
impuesta,
simplemente no existo…

Nada me da sentido
si un solo corazón me siente ajena.

×

Pica en Flandes


Yo no soy trasgresor de los espacios
de las cantinas;
no voy a ellas a hablar nomás de la poesía,
a verme superior,
a bañarme de pueblo
para no oler tanto a ratón
de biblioteca;
a crearme un mundo propio que se vea
evidentemente
con toda y radical
oposición.

Prefiero ser un trasgresor de la poesía,
renegar,
rasgar las vestiduras
de los que la volvieron un poco puta
o sorda.

×

Cáncer


No piensen que es soberbia o arrogancia.

No.

Es la impaciencia de volver a nacer,
el afán de la vida.

No vivo de prestado.

No.

Mi vida es mía;
mas, ¡ay!, cómo me gusta
comerme el mundo,
el tiempo,
el sueño,
a ti también;
todo,
en tres bocaos.

×

Conjugación


Pasado perfecto
(aunque no exista).

Presente.

Futuro indefinido e imperfecto.

×

Tempo


El futuro
construye el presente
recordando.

×

Ars amandi


Me gusta acariciarte el corazón.

En privado y en público.

No te preocupes.
Es desde dentro.

×

Neruda en la contradicción


Puedo escribir los versos más alegres esta noche
y otras noches llenarme de tristeza.
Me salen versos fáciles,
sentimentales, en el buen sentido, como Pablo
Neruda;
¿dónde queda Isla Negra?
¿Dónde esas calles, Chile
que nunca pisaremos nuevamente?
Aunque queramos,
las calles ya no son más aquéllas;
aunque siempre serán metáfora, utopía,
la realidad se nos quebró
sin sueños.

×

Perito en casi nada útil


Pero yuntero como tantos niños;
pero Ramón Sijé
muerto con tanta muerte y enterrado
entre versos de tierra y de jazmines;
pero Orihuela,
pero tuberculosis,
pero cárcel,
pero el absurdo encabronante del fascismo;
pero la muerte en vida
de la muerte de todo.

Nadie piense…

×

Burocratez


Cuando me ves así,
no te equivoques...

El traje y la corbata son disfraces.

Y yo soy poco,

nada

pero bastante más que lo que llevo puesto.

×

Retrospectiva


Homenaje a Juan Nepomuceno Pérez Vizcaíno

 

Odio esta sensación, este pavor de siempre ante el papel en blanco, este voraz silencio. Siento el dolor de buscar la belleza en medio de la muerte y de la sangre, de tocarla a veces, de no alcanzarla.
Bebo mi soledad, lejos hasta de mí mismo. Quiero vencer a todos mis fantasmas vivos y sólo tengo un nombre: Comala...

×

Del libro Con toda la intención


Ignacio Martín

 

A veces perderse
es la única manera
de encontrarse.

 

Con toda la intención, mi primer libro, es, como su título indica, un libro abierto, o un libro publicado para abrirse, en canal; en él hay poemas escritos 20 años antes de su publicación junto a algunos que añadí casi casi cuando estaba en la imprenta. En Con toda la intención está lo que escribo, están mis amigos, está mi vida, estoy...

 

Diccionario de uso


Se me volvieron locos los registros.
Ya casi no conozco gilipollas
o quizá todos se volvieron pendejos.

El mogollón se está volviendo un chingo
y ahora en vez de resaca tengo cruda.

Ni modo,
hay que joderse,
sigue sin haber académicos,
allá,
que se llamen Xóchitl
o Cuauhtémoc.

Pero le van haciendo la lucha,
todo hay que decirlo.
Al tiempo.

Y eso sí:
la juerga, el vino, los amigos
siguen
y las palabras
no dejan de ser nuestras.

 

Exabrupto


No me importa que a veces
se equivoquen los revolucionarios
Algo queda
aunque sólo sea eso

No aguanto a los que nunca se equivocan
me revientan los analistas
que olvidan que tienen la sartén por el mango
y son los dueños de la cocina
de la fruta la carne
de la escuela de cocineros

Son mejores los grillos que las cucarachas
aunque sólo sea por eso que hacen
que parece música.

 

"Con toda la intención", de Ignacio Martín

 

Registrado ante el INDAUTOR.
ISBN 968-5766-07-X
Diseño del libro, formación tipográfica y portada:
Armando Maya Ruiz.
Fotografía de la portada:
María del Pilar Leal Fernández.
"Molino de agua", 2004.
Edición de: Leer y Escribir, S.C.
×

Fuera de concurso


Tendríamos que pensar,
que definir,
si España es ser o estar.

(No, ya no hay manera,
quiero tararearlo,
mas así no se puede;
bueno, dejo la idea).

Me quiero emocionar,
y me emociono,
ahora que veo que lo de Víctor y Ana
sí fue premonitorio;
tuvimos que caber,
y Dios se quedó al margen,
motu proprio...
(pero ahí está otra vez,
aunque él no quiera,
ahí lo traen los de siempre).
Y me siento orgulloso
de ahora vivir mejor,
aquí y allá,
y de que ejército y misión,
y humanitaria,
sean palabras que embonen.
Y de saber que tengo
un cuñao al que puedo
decirle picoleto de broma;
y de hablar catalán, y gallego, y euskera
-y no en la intimidad, josemaría-,
sino cuando me da la gana,
cuando escucho a Imanol, Serrat o Luar na lubre.
Y en otro orden de cosas,
también doy gracias por la sobrasada,
por la chistorra, el pulpo,
por el mus y el parchís,
vengan de donde vengan.
Y porque me emocionen, todavía,
el "Chencho, dónde estás"
y el Mr. Marshall; y aquel verano azul,
y el cuéntame de hoy.
Y cómo no, también por Buenafuente.

(Por Jiménez Losantos,
no, por él no, bueno sí, de algún modo,
porque él si pueda hablar,
que si él mandara,
este poema tendría pena de cárcel, por lo menos).
Sigo diciendo, en fin, que cuando un chico de Albacete estudie euskera,
y alguien de Salamanca, catalán,
o gallego,
como algo que se puede, sin más, como riqueza,
que es lo que es un idioma,
como la catedral de Burgos, las Arribes,
el Barça o el Madrid,
o la Unión, para mí,
cada uno el suyo...

(Riquezas, los idiomas,
tan llenos de palabras,
riquezas, y no armas
que puedan explotarnos en las manos).
En fin, sigo diciendo,
que si eso pasa,
si llegara a pasar,
perderán la razón los que la tienen
por, simplemente,
querer ser lo que son
porque lo son,
porque lo que se siente no se impone.
O no la perderán, bueno, sí, un poco,
o, al menos, no podrán
repetir que aquí no se les quiere,
ni el otro imbécil agarrar la pistola.

(Ninguna idea, eso sí, ya está claro,
vale una vida humana,
y esto es cita,
aunque no sé de quién).

De todas formas,
y a modo concluyente,
ya Vallejo
lo dijo;
-ya ven, un peruanito
parisino, eso sí,
nos había regalado un sér,
una esencia colgada de una tilde
como la virgulilla de la ñ-.

(Pero eso sí, Vallejo también dijo:
cuídate España de tu propia España).

Que no se nos olvide.

(Y no, que no hay manera,
esto no tiene arreglo,
y como diga que le cambien la música,
ya está otra vez liada).

×

Publicados en El Universo del Búho


Haga clic en el icono con el botón izquierdo del ratón para abrir el documento en formato PDF (se abrirá en una ventana o pestaña nueva) o con el botón derecho para descargarlo --> Abrir o descargar poemas de Ignacio Martín publicados en 'El Universo del Búho'

×

A mi abuela


Sé que alguien llorará,
no sé si mucho,
pero quiero que el rato pase pronto.

Que luego, a recordarme,
vaya a un café, a un bar,
a una plazuela,
a pasear junto al mar.

Rece el que quiera,
el que no, cuente chistes,
cualquier sonrisa es buena.

Nunca enterrarme,
ese olor, ese polvo,
esos sonidos tétricos
encierran un dolor que resquebraja

y se te queda dentro
tanto tiempo...


No, si quieren llorar,
que sea bajito
porque preferiría que se rieran...

Yo, me quedo en el mar,
no os preocupéis
tranquilos,
que así es esto...

×
Ignacio Martín
para leer en línea
o descargar
Ignacio Martín - Con toda la intención
Lee en línea o descarga PDF  Lee en línea (requiere Flash Player)
Ignacio Martín - Panfletario
Lee en línea o descarga PDF  Lee en línea (requiere Flash Player)